domingo, 6 de noviembre de 2011

Radiónica; fundamentos y principios

Amigos y amigas, es un placer compartir con ustedes a lo largo de todo el mundo una terapia que cura a distancia y puede auxiliar en el padecimiento de cualquier enfermedad de forma complementaria.

Lo que se expondrá en este blog es la recopilación del esfuerzo de muchas personas, investigadores, médicos, científicos, terapeutas, en fin, una gran cantidad de seres humanos que con su tenacidad, perseverancia, resistencia en muchos de los casos, en otros costó la vida a los investigadores por sus propios experimentos, así que a manera de agradecimiento, respeto y afecto a todos estos seres humanos que desarrollaron y siguen desarrollando esta técnica de curación damos inicio a este gran trabajo llamado radiónica.

En mi reciente estadía en Cartagena de Indias, Colombia, recibí uno de los regalos más importantes en mi vida hasta el momento, un libro que compila y explica muy claramente  lo que es la radiónica, así es el nombre del libro: "Radiónica, la energía que cura a distancia" de Alessandra Previdi. 

A las primeras hojeadas del libro me pareció increíble lo expuesto por la escritora, así como las teorías y experimentos de terapeutas y personas que desarrollan esta terapia detallados en el libro. 
En los meses posteriores al entendimiento y asimilación de los conceptos y manera de acción de la terapia, en estos momentos los resultados obtenidos en terapia aplicada a diversos padecimientos son alentadores.

Enseguida trataremos de exponer del libro antes mencionado y otros autores, lo que es la Radiónica.

Esta es una terapia antiquísima, pero el término Radiónica aparece en el siglo XX y hace referencia a la unión de dos términos: radiación y electrónica. 
Con la unión de estos dos términos la intención es tratar a un paciente a distancia, en cualquier parte del mundo, sin necesidad de presencia física en el consultorio del especialista en radiónica.

Entre una de las definiciones que pueden ser claras en su comprensión es la que dió George de La Warr el decía que la radiónica es "la ciencia que estudia las relaciones entre la mente y la materia", lo anterior es ya sustentado por la física que ha demostrado que la mayor parte del universo es una manifestación de energía, así sea cualquier estado de la materia, sólido, líquido o gaseoso, cualquiera que sea esta formado por un conglomerado de átomos que giran y estos son envueltos por invisibles campos energéticos.

De esta manera y con la definición de George de La Warr puede decirse que esta terapia trata la manera en como están los campos organizativos de la energía, por tanto investiga el desajuste o desequilibrio en el campo energético del paciente. Lo que se intenta es diagnosticar todos los campos que componen al hombre, el energético, el mental, el emocional y el físico. 
Los tratados de psicología podrían resumir en la mente esta parte emocional y energética, más aún considerando la etimología de la psicología que es lo que se concibe como alma. 
En la filosofía budista sería de considerar solamente dos campos de acción, el físico y el mental.
Y en lo que respecta a la física estaría todo contenido en  la energía, así que cualquiera de estas aproximaciones por mencionar algunos marcos de pensamiento, son de consideración para el desarrollo de esta terapia.
Con las consideraciones anteriores la propuesta de esta terapia es hacer a distancia mediante un testigo (cabello, gota de sangre, pelo, fotografía) tanto el estudio o análisis  como la terapia misma, con la intención de que la enfermedad se alivie y en el mejor de los casos se resuelva.

Enseguida dedicaremos líneas al que se considera el padre de la radiónica (sin olvidar que esta terapia es de miles de años atrás), nos referimos a Albert Abrams, de entre la gran cantidad de aportes que ofreció este neurofisiólogo hay un concepto que para próposito de esta entrada desarrollaremos, y es la consideración de Albert Abrams de que la enfermedad, cualquiera que sea no se origina de principio en la célula, sino a un nivel todavía mucho más profundo, y se refiere a la estructura molecular, esto lo explica en su hipótesis con ejemplos en los saltos de órbita que hacen los electrones, hasta configurar de tal manera una estructura atómica que a nivel celular se manifiesta de muchas maneras, así menciona que los electrones vibrantes que forman una molécula por ejemplo afectada de cáncer se encuentran dispuestos de manera diferente  de los que forman una molécula de una célula afectada de gripe o cualquier otro padecimiento, y así mismo de otra que se encuentre sana.
Como conclusión de este fundamento, podemos decir que la enfermedad se hace manifiesta en cualquier persona cuando las moléculas que lo forman a nivel celular sufren alteraciones estructurales representado por el cambio en el número y disposición de los electrones alrededor del núcleo.

Existen muchos experimentos realizados en el siglo pasado y los que continúan en nuestro tiempo, si les interesa revisar detenidamente la realización de los mismos, seleccionen e investiguen a cualquiera de los autores que hemos y seguiremos mencionando para tener más datos.
De las conclusiones de sus experimentos mencionamos las siguientes:
George de La Warr: "la energía  puede transmitirse a través de la radiónica, el tipo de energía que se ha podido detectar o presenciar es la magnética, lumínica, sonora y la del pensamiento." Para el la salud se restablece en el paciente cuando hay un equilibrio entre el cuerpo, mente y espíritu (cada quien bajo el marco conceptual al que se acerque trate de captar la idea), entonces mientras no haya una armonía entre estas tres partes la enfermedad física que aqueja en el paciente estará presente.

Para Marjorie de La Warr la radiónica estudia la acción del pensamiento sobre la materia y considera que esta energía emanada desde el pensamiento es un estado prefísico, es cuando hay modelos energéticos sin existir masa. Con el tratamiento de radiónica lo que se intenta es corregir los estados negativos y normalizar la función de los órganos que están implicados en estos estados negativos, ella considera la existencia de una parte física, otra energética y otra psicológica.

Hay varios instrumentos de diagnóstico, uno de ellos es el péndulo, perteneciente su uso a un concepto denominado radiestesia. La radiestesia es la capacidad del ser humano para percibir las radiaciones, para terapia, lo que se percibe son estas radiaciones en forma de pensamiento, recordando que el pensamiento es una forma de energía, así que de manera profunda lo que se registra en el péndulo es el nivel de energía en los diferentes componentes del paciente a tratar (este campo de la radiónica y la radiestecia nosotros lo estamos enfocando en este blog a padecimientos humanos, pero la terapia puede aplicarse también a plantas y animales). 
El péndulo que puede ser de diferentes materiales y formas se puede utilizar para el diagnóstico y para enviar frecuencias curativas a una persona.

La radiónica también puede ser aplicada para impregnar medicamento homeopático, herbolario, de patente, o el agua, lo que se trata es de organizar la información energética de esto que se le administrará a la persona enferma.

En siguientes entradas seguiremos ampliando la información, esta es una introducción a esta terapia a distancia que nos ha dado grandes resultados.

La siguiente es la exposición de un caso que hemos tratado con radiónica y biomagnetismo.

Paciente de 81 años, diagnósticada con diabetes hace 10 años, en el último año, generó neuropatía en la pierna izquierda.
Consideraciones y justificación: decidimos incluir imágenes de la terapia de biomagnetismo y CMP (campo magnético pulsante) porque mediante biomagnetismo se logró una mejoría en su control de glucosa, actualmente su medicación está en un nivel de 10% de lo que le recetaban, sin embargo con la neuropatía tan solo unos días desaparecía el dolor en la pierna, y al cabo de 3 o 4 días se presentaba nuevamente, decidiendo en Septiembre de este año, incluir la terapia de radiónica para su tratamiento, así que impregnamos de información energética con formas geométricas el remedio herbolario que contenía entre otras cosas valeriana y ortiga.
Administrando 10 gotas de este preparado después de cada alimento, mínimo 3 veces al día.
Como resultado de esta combinación de terapia y extensión de la misma a casa (al llevar el extracto herbolario y radiónico) se logró controlar la neuropatía, el resultado para medir este avance es que la persona le deje de doler la parte afectada, en este caso, el dolor que presentaba en la pierna izquierda, de la rodilla hacia la parte baja del cuerpo, hasta el pie y dedos ha desaparecido.

Las siguientes son imágenes de la terapia de biomagnetismo y campo magnético pulsante orientados para diabetes y neuropatía.





El remedio radiónico se prepara en globulitos de azúcar, en agua, en te, en hierbas, en medicamento de patente, estos son tan sólo es el vehículo pues frente a los conceptos de esta terapia de lo que se impregna el remedio es de  energía electrónica con una determinada estructura orientada a cada persona dependiendo el padecimiento que ésta tenga.

Amigos y amigas esperamos que esta información les sea de utilidad e incluyan esta terapia tan antigua pero tan de vanguardia porque se va a los niveles más imperceptibles y a veces incomprendidos que es el trabajo con la energía.

Seguiremos poco a poco incluyendo más información y tratamientos a partir de radiónica, por el momento y esperando generarles inquietud nos despedimos hasta la siguiente entrada.

Con afecto
cArLo Y jOrGe